Prótesis dentales removibles

Podemos perder los dientes naturales por una amplia variedad de razones: lesiones, caries o diferentes problemas de salud bucal. Si ha sufrido la pérdida de dientes, probablemente su dentista le habrá hablado de las prótesis dentales removibles, que son un sustituto artificial de los dientes naturales, y están fabricadas en materiales acrílicos y resina, plásticos especiales y, en ocasiones, metales ligeros, y diseñadas para parecer reales.

Prótesis dentales removibles completas, las dentaduras postizas de toda la vida

Las prótesis removibles son conocidas habitualmente como prótesis postizas o ‘de quita y pon’, ya que pueden ser colocadas y retiradas por el propio paciente, que las extrae de la boca para su correcta higiene.
Podemos diferenciar dos grupos:
-Prótesis removibles acrílicas o completas, comúnmente llamadas dentaduras postizas. Se realizan cuando el paciente no tiene ninguna pieza dental y están fabricadas con resina, siendo, por tanto, mucosoportadas al carecer de pilares para la sujeción.
-Prótesis removibles metálicas o esqueléticas. Son prótesis parciales dentomucosoportadas, es decir, se sujetan tanto en los dientes como en la mucosa, y se realizan cuando el paciente aún conserva algunos de sus dientes naturales. Se llevan a cabo cuando el paciente tiene algún diente remanente que contribuirá a la retención de la prótesis con retenedores forjados o colados.


Recomendaciones después de colocarse una prótesis dental

Los primeros días, procure cerrar la boca y masticar con cuidado para no morderse y no sobrecargar las encías y dientes doloridos.
Por la misma razón, conviene que inicialmente mastique suavemente alimentos blandos y no pegajosos, pasando poco a poco a comer productos de mayor consistencia.
Para tratar las heridas de las mordeduras (generalmente muy dolorosas), puede utilizar colutorios, pomadas o geles calmantes y cicatrizantes.
Si tiene dolor intenso al morder, o aparecen heridas, acuda inmediatamente a revisión.

Leave a reply